Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Cayó “El Chapo”... y ahora?

Crédito:
14 de Enero 2016
|

Juan Manuel De Anda

@JuanMDeAnda

Sería injusto regatear el logro del gabinete de seguridad, sobre todo de la Marina Armada de México, en la detención de Joaquín Guzmán Loera; pero lo cierto es que la captura de “El Chapo”, líder del cártel del Pacífico, era una asignatura que tenía pendiente el gobierno federal, después de su fuga del penal de El Altiplano.

Pasada la euforia y los abrazos triunfalistas, vale la pena preguntar, ¿qué sigue a la tercera detención del capo más buscado del mundo?

La lógica sugeriría que fuera juzgado y purgara una condena en nuestro país, sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) ya inició el proceso de extradición hacia Estados Unidos, país que ha presentado dos solicitudes al respecto.

Por sí misma, la extradición sólo beneficiaría al gobierno mexicano, ya que le ahorraría el problema que significa poner orden y renovar el deteriorado y corrupto sistema penitenciario nacional.

En un escenario ideal, las autoridades tendrían que aprovechar la información que les proporcione el narcotraficante para identificar a quien o quienes, a través de los años, le brindaron protección para operar en total impunidad y consolidar el imperio que le ha permitido comprar submarinos, barcos, aviones, camiones y un largo etcétera que le enumeró al actor-entrevistador Sean Penn; y que le permitieron fugarse en dos ocasiones de penales de máxima seguridad.

La detención de “El Chapo” por sí sola ¿va a disminuir el tráfico de estupefacientes?, ¿va a contribuir a que México deje de ser un país consumidor?, ¿terminará con la violencia asociada al negocio de las drogas? ¿abonará a terminar con la corrupción?. La respuesta es NO.

Sólo cuando todo esto suceda, podríamos hablar de una misión cumplida.

FF

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión