Capital Puebla Mole poblano… - Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Mole poblano…

Crédito:
Por: Carlos Ferreyra
24 de Mayo 2018
|

Conocido de sobra este delicioso guiso, puede aplicarse, en sus principios básicos, a la política estatal.

Esto es, muy sabroso pero complicado por el número de ingredientes y por su elaboración, que considera la participación de muchas cocineras.

Hasta ahora el proceso electoral se acerca más a un taco que a este elaborado platillo; hay varios contendientes, dos anunciados con tanta anticipación; pero la única duda es quién será más gandalla para apropiarse de la Casa Puebla.

Lleva la mano Éricka Martha o Martha Éricka que, en ambas formas, he visto bardas con su nombre. La señora, al estilo Cuauhtémoc Cárdenas, da por sentado que tiene derecho a permanecer en tal domicilio, ya que allí ha vivido los recientes años con su esposo, el metrosexual descendiente de un gobernador que los poblanos echaron a patadas.

La moda establece normas imperiales sucesivas. Los Moreno Valle y su esposa, como los increíbles Murat y la trama en la que se involucró hasta con la muerte de un candidato presidencial y el apedreo de un mandatario en ejercicio.

Los Cárdenas y así, vamos preparando Yucatan para el hijo de Gamboa, Sonora para la hija de Beltrones, Edomex para la gran familia atlacomulquense, Veracruz para el neocacicazgo Yunes y paramos por falta de espacio.

En Puebla, además de un exrector, – pugna con posibilidad de éxito– un sujeto que surge a la fama, pero no por una actitud digna en tema escabroso, sino porque le mocharon un pedazo de pata.

Sin más trámite, el oscuro sujeto fue nombrado coordinador legislativo de los amarillos y empezó a participar en todo, porque de todo le pedían opinión.

Pero los amarillos, su partido, tenía compromiso con los azules, y con total inconsecuencia se volcaron con la Éricka; respaldados cínicamente por el amigo íntimo de Moreno Valle, al que nombró gobernador, Tony Gally.

Miguel Barbosa no tuvo un rasgo de decencia y aunque dos semanas antes atacó feamente a don Peje –al que acusó hasta de ladrón y criminal–, fue al nido del prócer, y doblando la cerviz, dio la vuelta a su discurso.

Y no es para menos, tanto a Valle como a Barbosa, les traen ganas; dicen que por enriquecerse en forma desaforada a costa del erario.

Barbosa fue descubierto con propiedades por alrededor de treinta millones de pesos a nombre de familiares cercanísimos. Sin declarar, desde luego… otra historia cuyo final no sabremos. Pero como dice el refrán campesino: no hay más mulas que esas para arar.

Encuentra más notas sobre

Más de Opinión