Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Ataque al mal del puerco


Crédito: Captura_de_pantalla_2015-06-26_a_las_06_19_22, ,
|
26 de Junio 2015
|

 Montserrat Galván

Sueño, sensación de pesadez, flojerayganasdeno hacer nada son algunas de las características con los que se conoce a la somnolencia postprandial, mejor conocida como el “mal del puerco”.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el término postprandial se refiere al estado fisiológico tras la ingesta de alimentos, en donde aumenta el nivel de azúcar en sangre y de otros nutrimentos al ser digeridos y absorbidos.

Este trastorno se da cuando hay una baja energética, producto de la actividad del sistema nervioso parasimpático y es ocasionado en el tracto digestivo, lo cual altera el funcionamiento del cuerpo.

Este estado puede durar de cinco a 10 minutos o incluso dos horas después de haber comido.

Los principales síntomas de somnolencia posprandial son sueño después de comer, pesadez en el cuerpo, cansancio, poca concentración e incluso confusión.

Existen diferentes causas por las que ocurre el “mal del puerco”, una de ellas es que la mayor parte de la sangre se concentra en los vasos que irrigan nuestro sistema gastrointestinal con el fin de ayudar en el proceso de digestión y absorber los nutrientes de los alimentos.

El proceso provoca cansancio en el organismo, ya que demanda una mayor cantidad de energía, lo que genera la sensación de pesadez.

Otra causa es que si se ingirieron alimentos altos en azúcar, éstos provocarán un aumento en los niveles de triptófano, un aminoácido esencial para la nutrición, el cual disminuirá el estado de alerta en el cuerpo.

Un factor más para que el famoso “mal del puerco”· ataque es por comer alimentos ricos en grasas. Esto lo que provocará es que se estimule la secreción de una hormona llamada colescitoquinina, cuya función es degradarlas.

El exceso de grasa en los alimentos que encontramos en platillos empanizados y fritos producirán una digestión lenta, pesadez e incluso dolor abdominal.

Si se consume azúcar o carbohidratos refinados en grandes cantidades se liberan cantidades mayores de insulina y al mismo tiempo se libera triptófano, el cual a su vez puede convertirse en melatonina, inductor del sueño.

Cualquier persona sin importar su edad puede sufrir del temido “mal del puerco”, pero es más difícil de manejar en adultos que comen en horario de trabajo, ya que luego deben seguir con sus actividades laborales.

La nutrióloga Pamela Alvarado explicó que la somnolencia postprandial ocurre porque se incrementan los niveles de glucosa en la sangre y como el cuerpo necesita digerir esa glucosa para almacenarla, entonces jala esa glucosa y hay una disminución de energía.

Otra causa es que el cuerpo centra sus mayores capacidades en donde más lo requiere, entonces al momento de la digestión la irrigación de sangre se concentra en el estómago e intestinos.

“Eso (la digestión) provoca que haya menos irrigación de sangre en otros órganos, no deja de haberla pero sí hay una disminución, entonces por eso da sueño”, expuso.

La especialista indicó que los alimentos que generan este estado son los de más difícil digestión como grasas y con alto contenido de azúcar.

El “mal del puerco” no se debe considerar como un trastorno, sino un proceso metabólico.

“Un trastorno, si se quiere ver desde el punto de vista al comer alimentos altamente grasosos, eso te hace más propenso a gastritis, hernias, pero así como tal una patología, no”, comentó.

La especialista recomienda que para evitar este problema se consuman alimentos ligeros y fáciles de digerir.

ZEG

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La aplicación "Yo sé circular" es gratuita y sólo está disponible para Android
Los aspirantes deberán tener entre 17 y 19 años
Siete empresas fueron avaladas por la Cofepris para la producción y distribución
Los habitantes de Tepeaca niegan "piratearse" los diseños de Amozoc; esperan una derrama de 15 mdp
Las huertas de blueberries en Zacatlán están certificadas por no utilizar fertilizantes ni químicos
La identidad de la dama permanece sin establecerse

Lo adictivo de lo virtual