Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Desarrolla la Ibero el proyecto Fonocardiografía Computarizada


Crédito: Screen Shot 2015-05-19 at 12.12.45 PM, Foto: Especial,
|
19 de Mayo 2015
|

NOTIMEX

Un instrumento que descubre enfermedades a través de los sonidos del corazón es desarrollado por el Departamento de Ciencias e Ingenierías de la Universidad Iberoamericana, al que denominaron proyecto Fonocardiografía Computarizada.

El descubrimiento permite canalizar de manera inmediata a los pacientes a una revisión especializada.

El académico de Ciencias e Ingenierías, Juan Carlos Colín, destaca la buena fama que médicos mexicanos y cubanos se ganaron por décadas, cuando no había tantos aparatos, ya que con la simple auscultación médica directa, descubrían los padecimientos.

Los galenos de entonces ponían la mano en el pecho de los pacientes, sentían su corazón, lo escuchaban, oían el palpitar y observaban a la persona. Esta era la manera de realizar los diagnósticos médicos en esa época, pero conforme fue avanzando la tecnología se fue perdiendo la habilidad.

El proyecto se parece a un estetoscopio, pero consiste en utilizar la campana que se pone en el pecho, con la diferencia de que ésta tiene en su interior un micrófono de bajo costo.

El mérito consiste en que el micrófono no fue diseñado para registrar un sonido como el del corazón, sino para la voz humana, ya que el corazón vibra a frecuencias mucho más bajas. Aplicando la ingeniería en el micrófono que es de uso general se puede registrar el sonido del corazón.

La campana, en lugar de conectarse a unos audífonos que se colocarían en los oídos, termina en una entrada para la computadora donde se tiene el programa especial que diseñó y así comience la interpretación de los sonidos.

El proyecto cuenta con la asesoría de médicos especialistas en cardiología de hospitales privados de gran renombre.

Juan Carlos Colín Ortega mencionó que el principal obstáculo ha sido el ruido ambiental, porque además de grabar el sonido del corazón llega la voz del paciente, de gente en los pasillos, de la ropa rosando, del movimiento de muebles, y otro tipo de ruidos.

Aún no es producto liberado, por lo que prevén que la comercialización sea otro obstáculo. Buscan una vía para que las instituciones de salud pública puedan usarlo, sin venderlo a una fábrica como patente.

Actualmente el proyecto de Fonocardiografía Computarizada está en fase de prueba, la idea es que éste funcione sin un electrocardiograma.

 

ZEG

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La aplicación "Yo sé circular" es gratuita y sólo está disponible para Android
Los aspirantes deberán tener entre 17 y 19 años
Siete empresas fueron avaladas por la Cofepris para la producción y distribución
Los habitantes de Tepeaca niegan "piratearse" los diseños de Amozoc; esperan una derrama de 15 mdp
Las huertas de blueberries en Zacatlán están certificadas por no utilizar fertilizantes ni químicos
La identidad de la dama permanece sin establecerse

Lo adictivo de lo virtual