Capital Puebla Panteón Francés resguarda restos de los valientes soldados - Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Panteón Francés resguarda restos de los valientes soldados


Crédito: Screen Shot 2015-05-05 at 1.04.34 PM, Foto: Especial,
|
05 de Mayo 2015
|

VIOLETA GARCÍA ROJAS

En el olvido y arrumbado en el interior del Panteón Francés se encuentra el mausoleo, edificado hace 103 años, para resguardar restos de la milicia francesa y mexicana que participó en la Gloriosa Batalla del 5 de Mayo de 1862 en los Fuertes de Loreto y Guadalupe, donde las Fuerzas Armadas nacionales derrotaron al Ejército más poderoso del mundo, comandado por Napoleón III.

El patronato del Panteón Francés coloca una ofrenda floral en el osario donde permanecen desde 1912, después de que fueron exhumados los restos de reclutas mexicanos y franceses que se encontraban en el desaparecido cementerio de Santa Inés Xanenetla, a unos metros del cerro donde se llevó a cabo el enfrentamiento.

El historiador y académico, Eduardo Merlo Juárez, en entrevista, comentó que nadie se acuerda de quiénes formaron parte de esa batalla, debido a que se recuerda a quienes encabezaron los combates, como los generales Ignacio Zaragoza, Miguel Negrete, Felipe B. Berriozábal, Santiago Tapia, Antonio Carvajal, Ignacio Mejía, así como a Francisco Lamadrid, Antonio Álvarez, Porfirio Díaz y José M. Rojo.

“Se conmemora las cabezas y no el cuerpo militar, ni a los suboficiales ni a los se encontraban en los alrededores del general Ignacio Zaragoza, a quienes daba órdenes y se cumplían”, comentó.

Las monjas del convento de Santa Inés Xanenetla, ubicado frente a la iglesia de La Concordia, en 3 Sur y 5 Poniente, eran las propietarias de los terrenos donde se sepultaron a los soldados.

A finales del siglo XIX y principios del XX autoridades decidieron hacer un monumento a los muertos de los dos ejércitos, cuando Porfirio Díaz era Presidente de la República, y a pesar de que él remató a los soldados que huían de la lucha del 5 mayo, no se les había hecho un homenaje.

“Puebla, para quedar bien con el presidente Porfirio Díaz, decidió levantar un mausoleo a los muer- tos de la Batalla del 5 de mayo, y el Ayuntamiento compró un terreno grande atrás del cementerio municipal, y se formó una comisión de notables, gente rica de Puebla, y el propio Ayuntamiento, se interesaron por el trasladado de los restos de los soldados que participaron en la batalla”, aseguró el historiador.

En el Panteón Francés, localizado en calle Uxmal, administrado actualmente por un patronato, fue construido 50 años después del enfrentamiento con el Ejército francés, un monumento grande, en cuya cripta fueron depositados los restos que exhumaron del panteón de Xanenetla.

Para darle majestuosidad a la cripta erigida a los soldados, en la parte alta se colocó una escultura, donde un soldado invasor y un mexicano se saludan y están por abrazarse y el símbolo de la victoria, sobre de ellos.

Las autoridades de aquella época aprovecharon la visita del presidente Porfirio Díaz, en enero de 1901, e inauguraron el cementerio francés. El historiador, Eduardo Merlo, explicó que en aquella época los poblanos de la alta sociedad simpatizaban con los franceses y el mausoleo se complementó con que el resto del terreno fuera para gente notable de la ciudad, gente rica, que con su contribución ayudaría al mantenimiento del monumento francés.

El osario en memoria de los soldados que participaron en la batalla se encuentra en donde termina la calzada de la entrada del Panteón Francés.

En el interior se localizan las criptas de los soldados, muchos desconocidos porque no había manera de reconocerlos en un contingente tan nutrido como fue el que participó en la pelea donde “las armas nacionales se cubrieron de gloria”.

En el cerro de Loreto se encuentran los restos embalsamados de Ignacio Zaragoza, los cuales estaban en el panteón de San Fernando, en la ciudad de México, pero fueron exhumados en el mandato del ex gobernador, Alfredo Toxqui Fernández de Lara, y traídos a Puebla.

En ese mismo lugar se encuentra enterrada su esposa, doña Rafaela Padilla, y los demás líderes de la batalla quedaron en otras partes; el general Miguel Negrete, por ejemplo, su tumba está en el municipio de Tepeaca.

 

ZEG

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

A partir del 1 de diciembre pasará de 80.04 a 88.36 pesos
Sirve para atender a los afectados en el lugar de los hechos, antes de llevarlos a un nosocomio fijo
La mejor oferta en humor y risas la tenemos aquí. Y lo mejor, ¡es gratis!
Los habitantes de Tepeaca niegan "piratearse" los diseños de Amozoc; esperan una derrama de 15 mdp
No quieren arriesgar la salud de sus más de 532 mil 632 alumnos
La aplicación "Yo sé circular" es gratuita y sólo está disponible para Android

¿La clonación de animales podría salvar especies?