Capital Puebla
UnidadInvestigación
| | |

Kendrick Lamar se lleva el Pullitzer de la música


El rapero fue reconocido por "DAMN", su crudo y poderoso álbum laureado con el premio Grammy
Crédito: Kendrick Lamar. Foto: AP, ,
|
16 de Abril 2018
|

Kendrick lamar, el joven rapero de 30 años que obtuvo el Grammy por mejor Álbum de Rap en la pasada entrega del fonógrafo, ha agregado otro reconocimiento a su carrera ya que este día fue premiado con el Premio Pullitzer de música, siendo el primer artista no clásico o de jazz que se lleva tal reconocimiento.

El rapero fue reconocido por “DAMN”, su crudo y poderoso álbum laureado con el premio Grammy. La junta del Pulitzer dijo el lunes que el disco es una “virtuosa colección de canciones” que captura “la vida afroamericana moderna”” Aunado al reconocimiento, el músico se lleva un premio en efectivo de 15.000 dólares.

El disco “DAMN”, que fue un éxito comercial al ubicarse en el número uno de los álbumes de Estados Unidos ahonda en temas políticos, raciales y critica de forma agresiva la brutalidad policiaca hacia la comunidad afroamericana en los Estados Unidos. El álbum además mezcla hip hop, funk y sonidos africanos, con otros géneros, lo que ofrece una diversidad musical que sirve como amplificador para sus líricas.

La junta del Pulitzer le ha otorgado premios especiales a Bob Dylan, Duke Ellington, George Gershwin, Thelonious Monk, John Coltrane y Hank Williams, pero una figura popular como Lamar nunca había ganado el premio de música. En 1997, Wynton Marsalis se convirtió en el primer jazzista en recibirlo.

El disco completo puede escucharse aquí:

 

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La aplicación "Yo sé circular" es gratuita y sólo está disponible para Android
Los cursos de verano se impartirán del 18 de julio al 12 de agosto
A partir del 1 de diciembre pasará de 80.04 a 88.36 pesos
Los aspirantes deberán tener entre 17 y 19 años
El horario de atención será de 10:00 a 15:00 horas, previa cita.
Reiteran 100 por ciento en condonación de multas y recargos

Lo adictivo de lo virtual